Personajes

Samael

 

Toda historia tiene un personaje oscuro… En la nuestra puede que más de uno, o puede incluso que todos, sí no hay personajes totalmente buenos o malos, hasta la dulce humana Alessandra en el fondo tiene matices. Pero sin duda, él más oscuro de todos sería Samael.

Samael, amigo, hermano, compañero de Marco. Juntos levantaron los cimientos de la Fortaleza, establecieron las reglas, y juntos han procurado mantener con mano firme ese status quo que reina entre ambas especies. Pero Samael tiene una losa que arrastra desde hace tiempo, algo que le ha carcomido hasta límites insospechados, una falta que cometió y Marco supo perdonar, crear a Ever. No es que crear a Ever fuera una falta en sí, sino que creyéndola muerta, tras alimentarse de ella, la abandonó… Ay ay ayyy Samael, eso te pasa por ir con prisas y no hacer las comprobaciones pertinentes.

Samael es un vampiro antiguo, entre los humanos pasaría por un tipo de avanzada edad, pero sin duda carece del porte mayestático de nuestro Marco. De estatura media, y rasgos que no llaman demasiado la atención, podríamos decir que pasaría desapercibido sino fuera por ese aura que le envuelve, esos pequeños gestos que delatan que tras la fachada hay algo más.

¿Qué rollo hay entre él y Stephano? pues… no lo sé. Lo que está claro es que hay una incompatibilidad de caracteres que ha propiciado una especie de divorcio entre ellos. No hay feeling y la llegada de Ever no parece que arregle las cosas, si no todo lo contrario, se establece una velada lucha entre ellos, usando a la vampira.

No será hasta la tercera novela que veamos un poco más de este personaje, que sin duda no nos dejará indiferentes, pues como siempre, estos tipos con más contrastes son los que suelen llamar la atención… ¿Será Samael como parece? ¿Se desenmascarará su trasfondo? ¿Nos sorprenderá en última instancia?

 

 

−Entonces, si me convertiste, eres… ¿Mi padre? −digo con la voz más dulce que puedo modular.
−Podría verse así.
−Me gustaría verlo así −aunque te odio, me das asco, pienso para mí−. No dejarás que me maten, ¿verdad?
−Voy a hacer todo lo posible para que eso no ocurra, cielo.

Extracto de Ever, Tempestades.

 

Victoria

Victoria, Victoria… que poco sabemos de ella, y que poco vamos a poder decir sin desvelar nada… Y es que no queremos hacer Spoilers si has llegado aquí sin haber leído Tempestades.
¿Cómo la imaginamos físicamente? Victoria es una chica de unos 20 años de edad, bonita, de pelo castaño y largo, menuda como Ever. No le imaginamos trazos muy característicos, nos centramos más en su personalidad o sus impulsos a actuar como lo hace.

Ever la mató, ¿qué tiene esta muerte de especial? pues mucho. Victoria lleva casi 400 años torturando a Ever por ello, recordándole que ella terminó con su vida. La acompaña en todos sus actos y la aconseja del peor modo posible, pero sería muy absurdo decir que todas las malas decisiones de Ever son por culpa de Victoria, Ever es capaz de meterse en líos sin necesidad de que la voz de su cabeza la instigue a ello. Así que tenemos una chica, real o no, vengativa, dispuesta a torturar a Ever hasta el “último aliento”, una chica retorcida e imaginativa, sin consideraciones de ningún tipo hacia su objeto de tortura. Tiene imaginación la chica, no se lo vamos a negar, y se dedica a molestar a Ever, desde hablarle en público, propiciando así el hecho de que cualquiera que la vea hablando sola pueda tomarla por loca, a chillarle, hacerle gestos molestos o incluso cantar canciones de los Rolling Stones a voz en grito.

Ever la describe como “un pepito grillo del inframundo” y puede que sea realmente eso. Lo que está claro es que Ever y Victoria parecen estar unidas de por “vida” o mejor dicho de por inmortalidad.
¿Real o imaginada?, ¿un fantasma?, ¿esquizofrenia de la vampira?, ¿realmente Victoria existe?, ¿alguien más va a poder verla? Lo dejaremos en un… léete Tempestades, y un poco más sabrás.

−Estás loca.
−¿Por qué?, ¿por qué hablo con alguien que no existe?
−Entre otras cosas −y aparece a mi lado, vestida como cuando la maté.


Tempestades

Velvet

El nombre de esta chica nos es desconocido, ya que ahora sólo responde por Velvet

Nacida hace 22 primaveras en Warwick, un precioso pueblo medieval a 150 Km al norte de Londres, cuyo castillo aseguran es el más bonito de toda Inglaterra, y muy cercano del pueblo natal de Shakespeare Stratford Upon Avon. Criada en el seno de una familia de clase media, no tiene más hermanos. Su padre es un estricto Pastor Luterano y su madre, una mujer buena, sumisa y fundamentalmente temerosa de Dios, y de su pastor.

Con 16 años, tras una disputa con su padre por no querer renunciar a su sueño, es invitada abandonar el seno familiar, y desde hace 6, reside en Londres, donde definitivamente su sueño se ser bailarina clásica se truncó para siempre. De enormes ojos color avellana y una preciosa media melena de color castaño, que difícilmente deja ver, escondida bajo una peluca de color lila que ha pasado a ser una de sus señas de identidad, menuda, supera escasamente el metro sesenta de estatura y con un bello rostro, teñido algunas veces de un halo de tristeza.

Ha coincidido de uno u otro modo con nuestros protagonistas, y puede que siga apareciendo, sólo os tendréis que fijar bien.

STEPHANO MASSERA

La soledad ha sido su mejor compañera en sus largos siglos de existencia. Sirve de forma leal a Marco, sin plantearse ninguna cuestión cuando recibe una orden suya, aunque ni siquiera hace falta que Marco llegue a formularla, ya que en numerosas ocasiones ni siquiera les hace falta hablar para entenderse. Ejecuta, investiga, encuentra, descubre, soluciona… nada se escapa a su conocimiento, dado que es un perspicaz observador. Resolutivo en sus cometidos, eficaz y discreto.

Pero Stephano es algo más que un soldado que obedece sin más. Es un tipo inteligente, tranquilo, con un temple sin igual, sin demasiado interés en entablar relaciones sociales. Goza de la total y absoluta confianza de Marco, siglos a su lado le han hecho ser indispensable, disfruta de las pequeñas cosas de la vida, siempre en la tranquilidad de habitación, que ha convertido en su santuario, un cigarrillo, una copa, un buen clásico del cine… pero también es un tipo de acción, que se muestra eficaz e igualmente resolutivo a en las situaciones más adversas, cuando tiene que valerse de su fuerza e ingenio para sobrevivir.

De complexión fuerte, fibrado y musculoso, lleva la cabeza casi rapada, es elegante, pulcro, y sereno, aunque bastante taciturno, y siempre le gusta tenerlo todo bajo control.

Toda su existencia gira en torno a lo que poco a poco ha ido construyendo a su alrededor. Ama su trabajo y la Fortaleza, y protegerá ese estilo de vida con todas sus fuerzas, hasta su último aliento (de tenerlo).

Ever

 

Ever está loca.

Ever no es normal.

A Ever le falta un tornillo…

Imagen

NOOOOOO Ever es… ¡como a todos nos gustaría ser! Es sincera a rabiar, natural, divertida, sí vale, puede que esté un poco loca porque oye voces dentro de su cabeza, pero salvando ese pequeño detalle es una tía de lo más normal. Huye de su pasado con todas sus fuerzas, de sus orígenes como inmortal y de sus malas decisiones posteriores, pero a veces el pasado corre más que uno mismo, incluso cuando  goza de una velocidad vampírica.

Es un alma libre que no quiere ataduras, ni leyes, ni reglas, ni compromisos de ningún tipo, y así lo expresa, contradiciendo a cada paso que da aquello pre establecido. Fue creada por error por Samael, un miembro del Consejo, que se desentendió de ella, el estigma de ser una huérfana la ha acompañado siempre, al igual que Victoria, esa voz de su cabeza que parece empeñada en no querer dejarla olvidar.

Es una vampira de contrastes, de subidas y bajadas, totalmente caótica, su mente y su exterior reflejan esa personalidad un tanto ecléctica, despreocupada, pero a la vez valiente y decidida, está dispuesta a desquiciar a todo el que se acerque a ella, introduciéndole en sus mundos de locura. Su cabeza lleva tanto tiempo en la palestra, que ha perdido todo respeto a perderla.

Físicamente es menuda, no aparenta mucho más de quince o dieciséis años de edad, de larga melena negra despeinada, y unos ojos que reflejan todo lo que ha tenido que vivir. Viste de manera informal y jamás se separa de sus botas militares.

A éste personaje no se le conocerá mejor hasta Tempestades, la segunda novela, una Versión extendida de Océanos, un Océanos 2.0.

Os recordamos que podéis adquirir la novela Océanos de Oscuridad en el siguiente link de Amazon Océanos de Oscuridad

 

Lady Edwina Scarlett Alessandra Valmont-Mountbatten

¿Cómo es Alessandra? Aless es una mujer joven, aunque obligada a crecer muy deprisa. Inteligente y perspicaz. Con una alta tolerancia y abierta a todo lo que el mundo le ofrece a su alrededor, sin prejuzgar sin antes conocer. Historiadora, a punto de terminar su tesis doctoral sobre el mismísimo Diablo y sus sectas, ha logrado arrinconar su turbio pasado y ahora vive haciendo de su vida un mar de aparente normalidad.

Hija de una de las familias aristocráticas más conocidas en Inglaterra, pronto abandona todo esos convencionalismos para marcar su propio destino. De tez pálida, y esbelta figura, su ondulada melena enmarca unos penetrantes ojos verdes que son capaces de ver más allá de lo que la razón le enseña.

Cuando se cruza en su vida la muerte. Así, sin más, sin medias tintas, su mundo se derrumba, su vida parece abocada a volver al punto inicial, perdida y sola, sólo el presentimiento de que algo bueno hay a su alrededor la mantiene anclada a la cordura, a veces nuestros fantasmas son nuestros mejores y únicos amigos. Conoce la felicidad más absoluta en uno de los momentos más devastadores de su corta existencia, y empieza aquí una tortuosa historia de amor y desenfrenada pasión, de esas que se recuerdan para el resto de la eternidad… una eternidad de la que ella no disfruta.

Apasionada, fiel, entregada, elegante sensual… son simples adjetivos que jamás alcanzarían a poder describir a esta mujer, que jugará un papel fundamental en la tres veces milenaria vida de su amado.

Marco Vendel

¿Quién es Marco? Marco Vendel nació bajo el auspicio de ser un personaje autentico, un vampiro en toda regla, como yo siempre he imaginado a los vampiros, nada de edulcorarlos, nada de medias tintas, nada de… ¡NO! Un vampiro como los de siempre. Quería que pusiera un poco en jaque a todas las ñoñadas de los vampiros más recientes.

 

Marco es un tipo inteligente, con todas las tablas que deben darte tres milenios de existencia, y a pesar de lo que parece no es un tío serio, tiene un humor especial, respeta las leyes, ama la tranquilidad, le gusta el orden y tenerlo todo bajo control, aprecia la lealtad y la sinceridad, y es implacable en su cometido. Vive aletargado en su propia cárcel hasta que conoce a Alessandra y empieza a amar con intensidad, a vivir con esperanza,  y a sentirse vivo a pesar de estar muerto.

 

¿Físicamente? Bien, Marco tiene una edad, no es un jovenzuelo, no es un mozalbete imberbe, sino un tipo hecho y derecho,  de complexión fuerte, y más de 1.90 m de estatura, su pelo color castaño alcanza sus  hombros, y sus ojos son de un profundo color escarlata, de apariencia imponente, y elegante, su gesto es adusto y seguro.

 

Marco arrastra a sus espaldas un oscuro pasado, tres milenios de existencia dan para mucho, sería absurdo pensar lo contrario, y como todo ser inmortal tiene las manos manchadas de sangre, no sólo de humanos sino también de la de los suyos.

 

¿Te sabe a poco? normal, tenemos mucho que decir de él, esto no es ni un arañazo superficial. 

Puedes conocerle mejor en la novela… Océanos de Oscuridad