gracias

¡¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!!

Autoeditarse es fácil, sólo tienes que abrirte una cuenta en Amazon, rellenar los datos, volverte un poco majara con el tema de los formularios de los datos fiscales, tener un poco de maña en hacer una portada, o pedirle a alguien que te realice una, y esperar unas 24 horas. Ya está. Ya tienes tu libro. Así de fácil.

Ahora viene lo difícil…

Publicitarse, darse a conocer. Leí en algún lado que puedes tener la novela más maravillosa del mundo, el próximo best seller entre tus manos, pero si nadie te conoce… es como el que tiene un primo en Granada.

 

Así que te pones manos a la obra, piensas que será fácil, la obra bien lo vale, pero aaaaahhh amigo, verás que lograr incluso que tu hermano te compre el libro es una ardua lucha. Y de pronto empiezas a moverte por grupos de lectura, por páginas de novelas, por blogs de reseñas, miras, observas, conoces, te esperanzas y… te desesperas, pues ves a personas que venden 1600 copias de su libro en tres meses y tu miras tus ventas y aunque eres de letras haces un cálculo rápido y constatas que a este ritmo en tres meses habrás vendido… mejor no pensarlo… Pero sigues, no desistes y piensas en esa tan manida frase de “Roma no se construyó en un día”, y sabes que es verdad, que incluso el mundo tardó en creaerse 6 largos días, pero eres impaciente por naturaleza y quieres, necesitas ver los resultados de tu esfuerzo Ya.

 

Hablar, comentar, insistir… en fin VNDERTE… y hay gente a la que se le da de lujo, y otra que carece de esa cualidad…

null

Por suerte, en el camino te vas encontrando con buena gente, chicas blogueras y no blogueras que te tienden su mano sin pedir nada a cambio, que te ayudan, que te mencionan en sus blogs, y en sus grupos de lectura, que se prestan a leerse tu trabajo para después opinar de él… y piensas que puede que sea así como se empieza, logrando que a una persona le guste lo que haces, y entonces empiece a crecer esa bola de nieve (vaya! parece que hoy me ha dado por las frases hechas).

Ahora pensareis ¿a qué viene esta entrada?, ¿qué nos intentan decir? pues nada… es una reflexión en voz alta, o en letra mayúscula, puede que un hilo de esperanza para los que como nosotras estén empezando, y también un agradecimiento a todas esas chicas que nos han echado un cable.

Y me despido con la amenaza de que aquí seguiremos, pues tenemos aún mucho que decir, y que no pararemos hasta que améis tanto a Aless, Ever, Marco y Step como lo hacemos nosotras…

Blog de Mire-Pa

Corazón de tinta

Zona excentrica

Sueño de brumas

Blog de Patry

Pasión por la novela romántica

De lectura obligada

Promesas de amor

Anuncios

Gracias!

Es de bien nacido el ser agradecido.

O eso dicen… ¿no?

Queremos dar las gracias a todas las personas que nos han apoyado, a aquellas que nos han comentado en face, que nos han animado, que nos han dado un simple me gusta a algo que habíamos escrito. A las personas que desinteresadamente se han leído el manuscrito, aportando sus opiniones.

A nuestras familias, aunque a veces sin ellos creo que todo sería más fácil, probad a escribir algo con Dora la exploradora a todo trapo jajaja.

Nuestro agradecimiento a Olga Muñoz, por hacernos la portada, y por no mandarnos a tomar fanta, y a todas las que os ofrecisteis para echarnos una mano con tema diseño y nuevas tecnologías.

También gracias a los palos en las ruedas, porque… ¡que caray!, hacen que quieras seguir adelante, aunque sólo sea para hacerles un zas en toda la boca.

 Imagen

En fin, simplemente GRACIAS.