Mi corazón en tus manos. (reseña)

null

SINOPSIS

Cuando la Princesa Gabrielle descubre que debe casarse con el desconocido Rey Nicholas en busca de una alianza que proteja su Reino de los ataques invasivos del Rey Balkar, piensa que su vida se acaba de convertir en un infierno. Su querida prima, la Princesa Claire, decide acompañarla a conocer a su futuro esposo al Reino de Los Lagos, donde se encontrará con el Príncipe Erick, el primo del Rey, quien no puede evitar interesarse en ella sin saber que alguien más ha puesto sus ojos en Claire.

Pero ambas jóvenes no han realizado ese viaje solas. Dada la amenaza que pesa sobre el Reino de Asbath, Jordan, el guardia personal de la Princesa Gabrielle también las acompañará con la intención de protegerla. Aunque será él mismo quien deba protegerse de la atracción que despierta en él la Princesa Agatha, la hermana del Rey Nicholas, surgiendo entre ellos sentimientos encontrados a la vez que prohibidos.

Historias de amor tan distintas… aunque hiladas bajo un mismo designio:

Los inexorables dictados del corazón.

 

OPINIÓN PERSONAL

Hoy voy a hacer una aproximación a la novela Mi corazón en tus manos, la primera de lo que constituye la Saga de los Lagos, de la escritora Juani Hernández Martínez, y digo aproximación y no crítica por el respeto que me produce dar la valoración al trabajo de otra persona, y porque la valoración es obviamente siempre subjetiva.

Ante todo, y para que se pueda entender el alcance del comentario, he de decir que nunca habría leído, si no me hubiera sido fervientemente recomendado, un libro sobre Princesas, creo que la última historia de cuento de hadas de la que me enamoré fue de Sissí y tenía 14 años, después mis gustos literarios fueron dando tumbos hasta derivar por otros derroteros, por qué, pues porque nunca, o muy pocas veces me he sentido atraída por el héroe, siempre me han llamado la atención más los personajes anti-héroe, los canallas, los oscuros, así que nunca me enamoraba del Príncipe Erick, sino de Bestia, y de ahí que amé de forma incondicional a Drácula, o sienta una ternura especial por la condena a que se ve abocado el hombre lobo, así que con esas premisas, que por propia elección me hubiera acercado a un libro donde las princesas y los príncipes tienen cabida hubiera sido complicado, por no decir imposible. Pero he de decir que tampoco  me hubiera acercado de motu propio a un escritor como Hosseini, y mira por donde sus Mil Soles Espléndidos han pasado a engrosar el elenco de mis libros que salvaría de un holocausto nuclear.

Por lo tanto inicié la lectura de Mi corazón en tus manos, con cautela, sabiendo de antemano que posiblemente no me enamoraría de ninguno de sus protagonistas cuyo valor, virtud, lealtad, inteligencia, bondad, no son las primeras cualidades que busco en un personaje pero…  y siempre hay algún pero…

Me ví arrastrada en la lectura de una novela ágil, de lectura fácil, pese a lo complicado que se puede hacer leer una novela que se narra con un vocabulario no “de calle”, para quien haya intentado escribir una novela, un relato, un simple apunte histórico empleando el plural mayestático diré que es muy complicado, es difícil mantener la tensión de la idea que te viene a la cabeza (el cerebro desarrolla el pensamiento mucho más rápido que la palabra y muchísimo más que la mano escribiendo) pues mantener esa tensión de la historia, del hilar el párrafo, la escena sin que se te vaya esa forma de emplear el idioma, introducir las subordinadas, declinar el verbo, vigilando no salirte de ese trato “protocolario” es, como digo, muy muy complicado, sino probad a hacerlo… pues no es simplemente decir majestad, o usar el “vos”, va mucho más allá y en la novela de Juani fluye de modo natural, como si fuera la cosa más sencilla del mundo, de ahí por delante de todo, mi admiración.

 El texto está plagado de metáforas, adjetivos extraordinariamente bien utilizados, descripciones detalladas sin que en ningún momento, ni una sola vez se hagan monótonas o pesadas. Un vocabulario cuidado, templado dominando, como digo, en todo momento la terminología no actual, por lo que se agradece la documentación  en esa época que intuyes medieval, pero en unos reinos totalmente inventados, y con las licencias justas para hacer evolucionar la historia

Me gustan los nombres inventados que se da a los dioses, podría ser objeto a parte por si solo de estudio.

Entiendo perfectamente que  las personas seducidas por  las historias de amor, apasionadas de las novelas románticas se dejen llevar por esos personajes bien definidos, por esos príncipes y princesas henchidos de virtudes, y que te hacen añorar aquellos años de niñez en que con el candor de la inocencia esperabas a tu príncipe azul (bueno, el mío era un príncipe más tenebroso, pero también vale).

Así, que incluso para alguien que, a priori, no leería historias de princesas, decir que me he visto envuelta por las diferentes historias, sonriendo a veces ante las ocurrencias verbales de algún personaje mordaz, degustando la ironía o el sarcasmo de algunos diálogos, emocionada ante algunas escenas en las que puedes apreciar el cariño, y la pasión que pone al autora al situar en escena a sus personajes, pues cuando alguien ama lo que hace con pasión eso sale del contexto de unas páginas de un libro para tocarte la fibra.

Cuando alguien hace su trabajo con pasión, y el resultado es algo que está bien hecho, que está bien escrito, poco importa a priori que no estuvieras dispuesta a conectar con la historia porque no sea tu género favorito, porque esa pasión que se pone en lo que trata de exponer y ofrecer a los demás te arrastra hasta que devoras la historia, como me ha pasado a mí, en algo más de unas cuantas horas.

Novela recomendable, muy recomendable, incluso para personas que como a mí, no le gustan las historias de princesas, y prefieren dejarse arrastrar por personajes más oscuros, con más dobleces, con matices más amargos… Y por supuesto, no os diré quién es mi personaje favorito, o sí, quién sabe, cuando leáis la novela seguro que lo descubrís, su cabello no es dorado como el sol, ni azabache como una noche negra, ni cobrizo como el oro bruñido por el fuego, mi personaje favorito tiene apenas unas pocas páginas, y su cabello es rojizo como el pecado, como la tentación, como la sangre, y cuerpo de mujer, y descubriréis porque he paladeado sobretodo ese final que es lo que, sin duda, más me ha sorprendido y dejado con ganas de saber más…

 

Enhorabuena Juani Hernández por poner pasión en tu historia, o en este caso historias, porque quien hace las cosas con pasión, sin duda logra que la gente se apasione con ellas.

 

JUANI HERNÁNDEZ

Nació en 1976 en Aldaia (Valencia), aunque pasó la mayor parte de su infancia en Picassent (Valencia).

Casada con un chileno, parte de su corazón reside en Chile, su otra patria, donde vivió durante casi dos años, y a la que no descarta volver para quedarse definitivamente.

null

Finalizó la carrera de Arquitectura Superior en la Universidad Politécnica de Valencia, aunque circunstancias personales le han mantenido alejada de su profesión.

Su primera incursión en la novela romántica es “Mi corazón en tus manos”, un soplo de aire fresco para un panorama saturado con el género erótico. Ya está trabajando en la tercera entrega de la “Saga de Los Lagos” y que podría ver la luz en los próximos meses.

Actualmente vive en Aldaia, donde su principal ocupación es ser madre y esposa, aunque siempre se las ingenia para hacerse con un buen puñado de ratos libres y seguir escribiendo.

 
Para seguir a Juani Hernández… Página de autora
Podéis comprar su novela en amazon … Mi corazon en tus manos (Saga de Los Lagos, #1)

4 comments

  1. Muchísimas gracias por tan bonita reseña, chicas, especialmente a Yolanda quien ha sido la que ha leido el libro. Me sorprendió mucho saber que no le gustaba el género y, como es lógico, me asustaba un poco su opinión porque creo que es más fácil sacar “bondades” de algo que sabes que de antemano puede gustarte porque va con tu estilo de lectura. Éste no era el caso, así que imaginaos lo que significa para mí esta “aproximación” tan buena, inmejorable, mejor dicho. Gracias por darle una oportunidad a mi novela y por hablar con tanto cariño de mi trabajo. Un besazo!

    1. Juani, Gracias a ti por prestarnos tu obra. La verdad es que lo habrías tenido más fácil conmigo, que mientras no sea una novela de extraterrestres me gusan todos los generos.. pero siemrpe es más satisfactorio encandilar a un hueso como Yolanda. Un beso!

  2. Felicidades por tan estupendo análisis del libro. Mi último libro de princesas también fue Sissi y, aunque ha pasado mucho tiempo desde entonces, el libro de Juani va mucho más allá que uno “de princesas”. Estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices. La historia te atrapa haciendo que olvides tus preferencias literarias. Nos vemos en los dos siguientes. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s