novelas originales

¿Qué es ARI?

Hace tan solo un mes era un sueño, desde hace semanas se convirtió en un proyecto y ahora es una realidad desde hace tan solo 3 días.

ARI Autoras Románticas Independientes. A los que leísteis mi entrada sobre lo difícil que es hacerse autopromoción sin parecer que te estás vendiendo cual fulana de esquina sabrán lo entusiasmada que estoy entonces con ARI, si no has leído la entrada la puedes leer Aquí .

Diferentes autoras, muy distintas pero con un nexo en común la pasión por la literatura romántica/erótica y el orgullo a sus espaldas de haber llegado a donde están sin padrino. Un grupo de mujeres muy diferentes con libros muy dispares entre sí pero dispuestas ha echarse una mano para que, entre todas, lleguemos todo lo lejos que nuestros sueños nos digan de llegar.

Para eso se ha creado ARI, y con este nacimiento nace un Blog Blog de ARI
que pretende recoger en un solo lujar todo el trabajo de estas autoras, sus novedades, sus propuestas, sorteos inquietudes…. incuso dejarse conocer un poco mediante entrevistas, videos etc…

¿Os parece un proyecto interesante? a nosotras SÍ. ¡Mucho!

Anuncios

¡¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!!

Autoeditarse es fácil, sólo tienes que abrirte una cuenta en Amazon, rellenar los datos, volverte un poco majara con el tema de los formularios de los datos fiscales, tener un poco de maña en hacer una portada, o pedirle a alguien que te realice una, y esperar unas 24 horas. Ya está. Ya tienes tu libro. Así de fácil.

Ahora viene lo difícil…

Publicitarse, darse a conocer. Leí en algún lado que puedes tener la novela más maravillosa del mundo, el próximo best seller entre tus manos, pero si nadie te conoce… es como el que tiene un primo en Granada.

 

Así que te pones manos a la obra, piensas que será fácil, la obra bien lo vale, pero aaaaahhh amigo, verás que lograr incluso que tu hermano te compre el libro es una ardua lucha. Y de pronto empiezas a moverte por grupos de lectura, por páginas de novelas, por blogs de reseñas, miras, observas, conoces, te esperanzas y… te desesperas, pues ves a personas que venden 1600 copias de su libro en tres meses y tu miras tus ventas y aunque eres de letras haces un cálculo rápido y constatas que a este ritmo en tres meses habrás vendido… mejor no pensarlo… Pero sigues, no desistes y piensas en esa tan manida frase de “Roma no se construyó en un día”, y sabes que es verdad, que incluso el mundo tardó en creaerse 6 largos días, pero eres impaciente por naturaleza y quieres, necesitas ver los resultados de tu esfuerzo Ya.

 

Hablar, comentar, insistir… en fin VNDERTE… y hay gente a la que se le da de lujo, y otra que carece de esa cualidad…

null

Por suerte, en el camino te vas encontrando con buena gente, chicas blogueras y no blogueras que te tienden su mano sin pedir nada a cambio, que te ayudan, que te mencionan en sus blogs, y en sus grupos de lectura, que se prestan a leerse tu trabajo para después opinar de él… y piensas que puede que sea así como se empieza, logrando que a una persona le guste lo que haces, y entonces empiece a crecer esa bola de nieve (vaya! parece que hoy me ha dado por las frases hechas).

Ahora pensareis ¿a qué viene esta entrada?, ¿qué nos intentan decir? pues nada… es una reflexión en voz alta, o en letra mayúscula, puede que un hilo de esperanza para los que como nosotras estén empezando, y también un agradecimiento a todas esas chicas que nos han echado un cable.

Y me despido con la amenaza de que aquí seguiremos, pues tenemos aún mucho que decir, y que no pararemos hasta que améis tanto a Aless, Ever, Marco y Step como lo hacemos nosotras…

Blog de Mire-Pa

Corazón de tinta

Zona excentrica

Sueño de brumas

Blog de Patry

Pasión por la novela romántica

De lectura obligada

Promesas de amor

¿Qué canción sonaba? (II)

 

Bueno… si me dijeron que a Marco no le pegaba Robbie Willians, no me quiero ni imaginar la clase de linchamiento que me espera cuando hable de Rihanna.

NO, a Marco no le gusta Rihanna, ni Robbie Williams, bueno, puede que sí le gustara si tuviera el tiempo necesario y se tomara la molestia de escuchar esa clase de música, pero sus quehaceres diarios le mantienen muy ocupado, en sus noches solitarias encerrado en su despacho, suele decantarse por música que le haga recordar. A Marco le gusta la ópera. Oooooohh qué clásico, me diréis… oooohhhh, os contestaré, que queréis tiene  tres mil años… no creo que sea el momento en su vida para ponerse a escuchar hip hop.

Estas canciones han servido más de hilo conductor para nosotras, las escritoras, que para los personajes, creo; y ahora diréis ¿crees? ¿No estás segura?, pues no, no lo estoy. Creo que la única que vive pegada a la música, a su ipod y que en ocasiones canta a pleno pulmón es Ever.

Pues vamos con Rihanna, ¿en qué escena? ¿En qué momento? Bueno os voy a contar que la culpa la tiene la radio, cuando empezó a sonar Russian Roulette, y diréis, pues no hace años… pues sí, tantos años como hace que esta escena está escrita. Pero vamos a ponernos en ambiente…

Esa manera de empezar, lenta, cadenciosa… verla a lo lejos, saber que es ella, saber que es él… andar despacio, como queriendo retrasar el momento, alargar ese instante previo hasta que ninguna otra cosa tenga sentido, moviéndose despacio, porque cuando llegue hasta ella ya no habrá marcha atrás, las cartas están sobre la mesa, y ya no hay nada más que decir. El corazón de ella latiendo, apresuradamente, sirve de telón de fondo para ellos, para él…

Su primer encuentro…

Cuando sus ojos por fín se miran por primera vez, conscientes de ello…

Cuando sus manos se acarician por vez primera…

Sus labios recorren esos centímetros de piel que le devuelven la vida…

El momento en que lo apuestas todo a esa sola carta, en este caso a un solo disparo. Cuando poco a poco alzas el arma, y confías en que la bala no saldrá, y tendrás una nueva oportunidad de arriesgar. Ese disparo certero, que amenaza con terminar con todo, aunque al final lo que deseas es poder volver a apostar.

No diré donde. Ni cómo… no vamos a hacer spoilers, los que ya hayáis leído la novela sabéis de qué momento os hablo, de dónde está Alessandra, dónde está Marco,  qué les envuelve, qué hay a su alrededor…

A los que aún no lo tenéis… Océanos de Oscuridad

STEPHANO MASSERA

La soledad ha sido su mejor compañera en sus largos siglos de existencia. Sirve de forma leal a Marco, sin plantearse ninguna cuestión cuando recibe una orden suya, aunque ni siquiera hace falta que Marco llegue a formularla, ya que en numerosas ocasiones ni siquiera les hace falta hablar para entenderse. Ejecuta, investiga, encuentra, descubre, soluciona… nada se escapa a su conocimiento, dado que es un perspicaz observador. Resolutivo en sus cometidos, eficaz y discreto.

Pero Stephano es algo más que un soldado que obedece sin más. Es un tipo inteligente, tranquilo, con un temple sin igual, sin demasiado interés en entablar relaciones sociales. Goza de la total y absoluta confianza de Marco, siglos a su lado le han hecho ser indispensable, disfruta de las pequeñas cosas de la vida, siempre en la tranquilidad de habitación, que ha convertido en su santuario, un cigarrillo, una copa, un buen clásico del cine… pero también es un tipo de acción, que se muestra eficaz e igualmente resolutivo a en las situaciones más adversas, cuando tiene que valerse de su fuerza e ingenio para sobrevivir.

De complexión fuerte, fibrado y musculoso, lleva la cabeza casi rapada, es elegante, pulcro, y sereno, aunque bastante taciturno, y siempre le gusta tenerlo todo bajo control.

Toda su existencia gira en torno a lo que poco a poco ha ido construyendo a su alrededor. Ama su trabajo y la Fortaleza, y protegerá ese estilo de vida con todas sus fuerzas, hasta su último aliento (de tenerlo).

Lady Edwina Scarlett Alessandra Valmont-Mountbatten

¿Cómo es Alessandra? Aless es una mujer joven, aunque obligada a crecer muy deprisa. Inteligente y perspicaz. Con una alta tolerancia y abierta a todo lo que el mundo le ofrece a su alrededor, sin prejuzgar sin antes conocer. Historiadora, a punto de terminar su tesis doctoral sobre el mismísimo Diablo y sus sectas, ha logrado arrinconar su turbio pasado y ahora vive haciendo de su vida un mar de aparente normalidad.

Hija de una de las familias aristocráticas más conocidas en Inglaterra, pronto abandona todo esos convencionalismos para marcar su propio destino. De tez pálida, y esbelta figura, su ondulada melena enmarca unos penetrantes ojos verdes que son capaces de ver más allá de lo que la razón le enseña.

Cuando se cruza en su vida la muerte. Así, sin más, sin medias tintas, su mundo se derrumba, su vida parece abocada a volver al punto inicial, perdida y sola, sólo el presentimiento de que algo bueno hay a su alrededor la mantiene anclada a la cordura, a veces nuestros fantasmas son nuestros mejores y únicos amigos. Conoce la felicidad más absoluta en uno de los momentos más devastadores de su corta existencia, y empieza aquí una tortuosa historia de amor y desenfrenada pasión, de esas que se recuerdan para el resto de la eternidad… una eternidad de la que ella no disfruta.

Apasionada, fiel, entregada, elegante sensual… son simples adjetivos que jamás alcanzarían a poder describir a esta mujer, que jugará un papel fundamental en la tres veces milenaria vida de su amado.

Todos tenemos un pasado.

Escribir es una gran experiencia, aunque a veces complicada, escribir

Imagenconjuntamente con alguien a quien NO conoces es aún más difícil, pero no imposible, y siempre muy estimulante. Todo empezó hace cinco (o ¿seis?) años, es algo así como cuando Ro encontró a Yola, o a la inversa. Enseguida nos complementamos. Ahora años después nos disponemos a embarcarnos en el apasionante mundo de la auto-publicación,  aunque ese podría ser otro tema, no, no podría, lo será… pero esta entrada es para hablar de cómo comenzó todo. Si quieres conocernos un poquito más, muy poco no te vayas tu a pensar, puedes ir a la presentación en la pestaña “nosotras”.

¿Cómo empezamos?

Un foro, un juego de rol, y tres personajes, tres personajes movidos por dos personas, o como se dice en los mundillos foreros dos users, diferentes. Durante mucho tiempo se creía que éramos “tres users” ya que las normas del foro prohibían tener doble personaje, pero… ventajas de ser la administradora (jeje), Marco era un personaje sin persona real detrás. Así que durante meses, puede que ¡años!, Yolanda creía que jugaba con alguien, (Aitana 20 años, estudiante de física jajajaja) pero ese alguien no existía, en realidad siempre jugó con Roser. Mentirijillas piadosas que se perdonan… jeje.

El juego tenía pocas normas, era/es un sigue la historia de toda la vida, cada uno desde el punto de vista de su personaje, se trata de seguir la escena, intentando siempre descolocar al interlocutor, sorprenderle, darle un giro a la historia, desubicarlo de tal modo que le cueste poder seguir. Así de simple, estrújate las neuronas para ver cómo la sorprendes. De ahí se fue tejiendo la historia, primero de Alessandra y Marco, mientras Ever daba tumbos de un lado a otro hasta que hicimos nacer al personaje de Stephano. Ya teníamos los cimientos para nuestra novela.

¿Por qué somos originales?

¡Porque nos crearon así! Jajaja nooooooo en serio… creemos en la originalidad de nuestra obra porque estamos convencidas que hay pocas historias en la que puedas conocer el punto de vista de todos sus protagonistas, narrado en primera persona y de manera personal, en la misma escena.

Además intentamos hablar sin rodeos, sin tapujos, siendo naturales, sinceras, escribiendo tal como sentimos, tal como siente cada personaje, porque la simbiosis entre nosotras y nuestros personajes es brutal!

Hemos tardado dos años en transformar un juego de rol online en una novela, darle forma, eliminar o añadir cosas, meter o sacar personajes, modelarlo todo, redondearlo, para al final tener algo de lo que sentirnos muy satisfechas. Y ahora nos lanzamos con la experiencia Blogguer, esperemos dar la talla, queremos aportar y complementar nuestro libro, o simplemente dar a conocer un poco más a quién está detás de ellos. Aunque mucho me temo que nuestros personajes tienen ya en nosotras vida propia, ¡¡¡estamos poseídas!!! Yo a veces… ¡¡¡me siento Marco!!!